Mostrando entradas con la etiqueta Farmacia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Farmacia. Mostrar todas las entradas

domingo, 24 de agosto de 2008

Paracetamol

Esta noche soñé que despertaba en la cama de un hospital con una enfermedad cerebral incurable, pero que se hacía más llevadera a base de un tratamiento que consistía en que por las noches los médicos nos ataban a la cama, nos pintaban la cara con una serie de sustancias que la piel absorbía e iban al cerebro, y llenaban la habitación de un gas extraño que sólo los enfermos de eso podían respirara sin morir. Después tenían que darnos una pastilla, pero para ello teníamos que desatarnos (que no era muy difícil) y esperar a que el gas extraño desapareciese. En ese momento, todos los enfermos podían salir de su habitación y empezar a buscar al médico correspondiente con su pastilla. Y que conste que cada enfermo sabía cuál era su pastilla, que previamente habiamos recibido unas nociones básicas de Química Orgánica.
Yo intenté escaparme, pero me cogieron (no era muy difícil). Y como castigo me tocó pintar a los demás enfermos (aun a riesgo de poder morir por incompatibilidades de no sé qué) y buscar escondites para los médicos con las pastillas.
Y era tan real que pensé que me daba miedo convertir la Medicina en un eficiente juego de niños.

Pasado farmacéutico

Cuando uno se va, los demás se acuerdan. Un niño nace. Los errores, las equivocaciones. Las casualidades. No saber por qué. El miedo a lo nuevo. Alrededor del mundo. Como jugar con los coches. Promesas que no valen nada y lo quieren todo. Laboratorios. Dos millones. Tiempos compuestos y mala construcción sintáctica. Afonía e insomnio a las cuatro de la tarde. Carreras de bicicletas estáticas. Hijos embotellados, deseos en lata y puertas que sólo cierran. El despertador siempre suena en el momento equivocado. Una caña. Dos. Un sueño, una ilusión, una tradición familiar. Todo vale si es en equipo. Líos, entuertos y las cosas claras. Dudas y confesiones. Atún y ronda de chupitos. 150 años. Generalismos, organismos y algún que otro ser inerte. Tablas periódicas. Caminos cruzados y compartidos. Vivir de noche y dormitar de día. Un paraguas verde, un coche azul turquesa y los jueves de peluquería. Proyecciones. Transparencias vivientes y opacidades incompletas. Fotocopias de apuntes. A veces miro hacia atrás en clase y os echo de menos…

Ser humano

-Ingredientes:

glúcidos, lípidos, proteínas, aminoácidos, células, sangre y algunas conexiones nerviosas

-valor nutricional:

inteligencia, imaginación, memoria, responsabilidad, fuerza de voluntad, ironía

ojo: puede contener alérgenos como, por ejemplo, miedo

CDR (Cantidad Diaria Recomendada): una conversación inteligente al día es suficiente

lote:160288

consumir preferentemente antes de: (ver futuro impreso en tapa)

precacución: manejar con cuidado, contiene alma

sírvase frío o caliente, pero mejor solo que mal acompañado

Aceras llenas de lluvia

Después de un día en el que no ha parado de llover a mí me queda tan solo una cajita de cristal. Y dentro, pedacitos de papel.
Hoy cogí la paleta y el pincel para pintar de colores las baldosas por si vienes a verme para que no te pierdas entre tanto cuadrado desigual.

Bomba de sodio sin potasio

y ahi fuera andan las gotas de agua, despreocupadas, chapoteando en los charcos que la lluvia anoche dejó sin importarle que en el aire que está entre el cielo y los charcos estoy yo (y no soy impermeable)



mi paraguas verde está a punto de morir (y esta vez de verdad)


{knock, knock, knocking on Heaven's door}