noventaytres

En la primera ecografía dijeron que iba a ser niña. Después, con veinte años decidí abrir un blog. En un alarde de originalidad quise llamarlo diecinueve, que no era mi edad, pero sí era el nombre de una canción que me gusta(ba) mucho. Con el tiempo fui probando números aleatorios hasta que encontré el noventaytres. No nací en 1993, ni he vivido otro 93 que no fuese el del siglo pasado y, aunque mi memoria histórica empieza con las Olimpiadas de Barcelona 92 y la Expo de Sevilla, no recuerdo nada grandioso de ese año.
Ahora, a veces escribo aquí y otras veces me enfado.