Los otros

Los diarios de la tarde plagiaban a los de la mañana, y los de la tarde siguiente plagiaban a los de la mañana anterior. Era una rueda, con algún aditamento, naturalmente. Lo que enseña en realidad el periodismo, quizá, es a plagiar decentemente. El plagio empezó con Adán y Eva y sigue. Puede que empezara antes. 

(Madrid 1921: un dietario, Josep Pla)