viernes, 27 de enero de 2017

Hola, 2017

No lo conté, pero creo que me llevó menos de un minuto saber que el que vendrá me va a ayudar a abofetear al que se fue hace escasos veinte días. Tú no te lo mereces, yo no me lo merezco, cuántos cuadrados en blanco quedan por colorear.
Posiblemente todo siga igual, o parecido. Los buses, las tartas, mi respiración. A veces me fatigo y no sé si es por caminar poco, por abarcar mucho o porque hay manchas que se te quedan dentro y no las puedes borrar. ¿Te conté alguna vez que una de mis grandes manías es intentar terminar lo que digo con palabras agudas? En mi cabeza, tienen sentido. Y mucha más sonoridad. 
Por hoy, nada más. Pero, 2017, por favor, pórtate bien. 

No hay comentarios: