miércoles, 19 de octubre de 2016

De poder elegir

De poder elegir, elegiría no tener que mirar el mar desde detrás de una cristalera. Y así, no pasaría calor, no bebería agua de plástico, no se me haría de noche. Tampoco madrugaría, ni limpiaría los zapatos antes de salir. No daría abrazos. Pero no necesaria recibirlos. Porque de poder elegir, elegiría toda la calma, el silencio y no tener que verte en traje nunca más.

No hay comentarios: