domingo, 28 de agosto de 2016

sábado, 27 de agosto de 2016

Agosto: lecciones y distancia

Después de que julio fuese un mes de tropiezos, este agosto está siendo un mes de lecciones. Le quedan apenas unos días, pero yo tengo que escribirlo ahora. Porque es ahora mismo cuando me sale. Porque es ahora mismo cuando lo siento.

Supongo que digo todos los años lo mismo, que agosto es un mes de empezar cosas, aunque siempre haya alguna que se me resiste unos días mas. Pero ahora mismo, que hace calor, que menuda tarde de playa, que me resisto a dormir sólo con una sábana, puedo decir que todo ha cambiado. No sé si para mejor o para peor. Pero para diferente, seguro. 

No hace falta ya que sea viernes para que los vasos lleven azúcar pegado en los bordes. Ni para aprender cosas sobre la vida de los gatos. Y tampoco está mal bailar éxitos del 2012 porque sí, porque está habitación es grande y tengo espacio. Y así, otras miles de cosas más, como por ejemplo, que la distancia es solamente eso, distancia. Un número de kilómetros que tienen tanta importancia como uno quiera darle. Y ya. 

miércoles, 24 de agosto de 2016

¡Estamos de aniversario!

Hoy este blog cumple ocho años. Ocho, con letra y no con número. Manías.

Ocho años y aún hay gente que me lee. Gracias por la paciencia. 

miércoles, 17 de agosto de 2016

Normalidad

La absoluta necesidad de normalidad me lleva a escribir esto mientras estoy en un autobús. Un autobús que por cierto no es ni urbano, ni rojo, pero es de vuelta, que es lo que importa. Porque los billetes de vuelta siempre son más difíciles de comprar. La vuelta siempre es más corta. Aunque tengas que esperar una hora en la parada. Una hora no es nada. La normalidad tarda más que una hora. Mucho más. 

martes, 16 de agosto de 2016

Qué calor

Hace demasiado calor como para pensar de manera clara. El mismo calor que hacía exactamente un par de semanas, pero a muchos kilómetros de aquí. Y no es fácil de llevar.

lunes, 15 de agosto de 2016

Confusión

Del lat. confusio, -ōnis.

1. f. Acción y efecto de confundir (‖ mezclar).
2. f. Acción y efecto de confundir (‖ desconcertar).
3. f. Perplejidad, desasosiego, turbación de ánimo.
4. f. Equivocación, error.
5. f. Abatimiento, humillación.
6. f. Der. Modo de extinguirse las obligaciones por reunirse en una misma persona el crédito y la deuda.
7. f. p. us. Afrenta, ignominia.

viernes, 12 de agosto de 2016

Si pica, cura

Hoy me han hecho daño. No lo voy a decir de manera sutil, porque total para qué. Lo digo con todas sus letras, porque ha habido otras muchas veces que el daño lo he hecho yo, y supongo que siempre ha sido más fácil disculparse con rodeos de palabras.

Hoy me han hecho daño. Y recuerdo otra vez que llovía tras haber pasado una semana de calor. Yo ahora mismo llevo tres semanas de calor. De calor sin letras, que es el peor tipo de calor que me puedo echar a la cara. Porque me agobio, me aburro, me desespero y quiero romperlo todo. La temperatura se adueñó de la ciudad y, por desgracia, también de mis pulmones. 

Y ahora me duelen. Los pulmones no. No es eso. Me duelen las miles de palabras que siempre he dicho por aquí, para intentar que solo tú me entiendas. Duelen y pican. Y supongo que si pican es porque están curando.