miércoles, 1 de octubre de 2014

Hoy es miércoles y los miércoles no son un buen día

Desde hace tiempo ya tengo sentimientos encontrados con los miércoles. Hoy es miércoles otra vez y miento si diría que no temí nunca que llegara este miércoles en concreto, este miércoles al final. Me llevo muchas cosas conmigo, porque no soy capaz de viajar ligera de equipaje, y maldigo de nuevo todas mis manías. Si no escucho, si no atiendo, si asiento, si quiero y miento, porque todos sabemos jugar.
Hoy es miércoles y no sabes cuántos miércoles han sido tristes. La comida de los miércoles la bauticé como comida triste sin querer. Tortilla francesa, muy seca, y espárragos. Por separado. Y agua mineral.

No hay comentarios: