viernes, 25 de abril de 2014

Otra vez

Encima de la cama y otra vez con los ojos bien abiertos. Otra vez pensando en que maldita la hora en la que no puedo apoyarme sobre el lado derecho. Ni tampoco posarlo sobre ti. 
Otra vez me quedan todavía miles de páginas para llegar al final. Y no sé si debería, pero el encanto de las estaciones conocidas me hace dudar. Dudo de tantas cosas y de tantas personas, que a veces pienso una y otra vez que si de verdad hay idas y venidas, si de verdad no cometo nunca faltas de ortografía, si de verdad va a venir el lobo o vas a quedarte a dormir. 
Otra vez vuelvo a escribir. Otra vez quiero rimar, pero me dejo llevar y no lo consigo. Otra vez me pongo a repetir palabras. 
Otra vez vuelve la calma. 
O eso parece.

miércoles, 23 de abril de 2014

Hay libros que merecen la pena

Pues eso, que hay libros que merecen la pena. Y personas que merecen la pena porque te regalan libros. Y no solamente eso. Hay personas que rezan por ti, para que no te pase nada, para que encuentres algo que hacer, para que no pases hambre y el coche te dure mucho. 
El problema es que a las personas, como a los libros, hubo un tiempo en el que dejé que murieran de polvo, y ya no hay marcha atrás.