domingo, 22 de septiembre de 2013

Nada

Oigo el camión de la basura y justo después queda el silencio absoluto. En el fondo no fue hace tanto cuando éramos reyes y jugábamos a sortear su recorrido, porque nada que importe fue hace tanto. Nada. 

No hay comentarios: