viernes, 6 de septiembre de 2013

03:09

Es de madrugada. En verano, siempre ha sido de madrugada. Especialmente en septiembre, porque las ideas ya están acostumbradas a este ritmo. Menos mal que ya van muchos veranos detrás, y que te he visto ya dos veces con corbata, que es cómo me gustaría verte todos los días. No es capricho, si no que simplemente significaría que a lo que quiera que tenga que venir, le queda poco por llegar.

No hay comentarios: