viernes, 12 de julio de 2013

Tu problema, querida – dijo de repente– es que no conoces el término medio. Todo está excelentemente bien o terriblemente mal. No sabes mantenerte estable en el medio, y eso es un problema demasiado grande.

No hay comentarios: