martes, 19 de marzo de 2013

Hay cosas que me gustan y cosas que no

Me gustan mucho los folios en blanco porque hay muchas posibilidades, quizá demasiadas, en ellos. Pero me gustan las libretas que tienen las hojas con rayas porque cuando es para los demás me da igual, pero para mí me gusta escribir sin torcerme, porque a veces escribir para mí es lo que cuenta, que ya dije una vez hace unos cuantos años que hay demasiados egoístas y no merece la pena repetirlo.
Con motivo de mi cuarto de siglo me han regalado una libreta con rayas. El problema es que tengo una libreta todavía casi sin estrenar, y digo casi porque escribir las tres primeras hojas es prácticamente lo mismo que no haberla empezado. No sé qué es lo que tengo que escribir para mí y eso empieza a ser un problema, porque desde hace unos años no había dejado de escribir para mí y puede que no tenga nada que decirme, pero puede también que los veinticinco años me vengan demasiado grandes y siga sin rumbo por mucho tiempo más.
Hay más cosas que me gustan, ya las he ido contando en los casi cinco años que tiene este blog. También hay cosas que no me gustan, y lo que menos me gusta de ellas es tener que contarlas. Así que se acabó por hoy, se acabó por este mes y quién sabe si por este año.