miércoles, 2 de noviembre de 2011

París era una fiesta

Hoy es dos de noviembre y octubre se me hizo eterno, como una hoja de calendario que se convierte en el enemigo definitivo, el enemigo final.

No hay comentarios: