viernes, 9 de octubre de 2009

Me tocaba estrenar octubre

Octubre sólo es el diez. Como la nota más alta en el colegio. Aunque yo nunca supe mirar más allá en el calendario. Supongo que es que me gusta echarle de menos porque sé que en algún momento él también va a hacerlo. Como masculino. Como singular. En un ascensor, como los besos anteriores a la despedida.
Me tocaba estrenar octubre. Con palabras sueltas. Con el último baile. Con la cama deshecha. Con la cabeza debajo de la almohada.

1 comentario:

notengoremedio dijo...

A partir de octubre, se cuentan los meses como -2, -1 y ya estás en otro año.
A mí octubre me gusta. Los días de sol los celebras enormemente, y los de lluvia, te resignas porque dices "joder, podría ser peor"...
Y no sé si octubre tiene otro significado, aparte del de la cancion de Love Of Lesbian...