sábado, 13 de diciembre de 2008

Ladridos de invierno

¿Sabes qué pasa? Que hay jodidos perros y perros jodidos. Unos se calientan el cuerpo con café y tres gotas de coñac. Los otros nunca jamás desharán la maleta. y mientras alguno de ellos esperan en el portal, yo pienso en dónde estará mi collar de color verde, ese que tanto te gusta. No llevo demasiado colorete, nunca es demasiado. Nunca se está a gusto con uno mismo. Ni con los demás.

No hay comentarios: