domingo, 24 de agosto de 2008

Verano herculino típico

De cómo el verano viene y se va antes de tiempo. A ratos llueve, a ratos hace sol y piensas que si no será muy de día para tener ya sueño. Y no vale que hayas madrugado mucho para coger un tren por los pelos. No sé yo muy bien si hacerle caso al señor de la boina en eso de que vamos a 90km/h. Creo que más bien la vida va a setenta y ya le llega, porque el poco caos que hay últimamente no es cosa de la velocidad. No señor. No. Es cosa de que el "ojo por ojo dejará al mundo ciego". Por muy dulce que sea el caos, siempre acaba en caída. Siempre. No hay más vuelta que darle. Siempre contra el suelo. Hay mucha mierda escondida en esta vida.
En esas veces en las que el verano parece que viene para quedarse y bajo el sol me prometes que haremos un paréntesis. Que necesito un descanso. Tengo que juntar todas mis piezas.

No hay comentarios: