domingo, 24 de agosto de 2008

Inevitable


Inevitable es eso que no se puede evitar, que no se puede parar. Que hay peligro inminente. Inevitable también es que no pueda dejar de mirar tus fotos de camas revueltas entre sábanas blancas. Impolutas… Impuras. Y de cómo hacer que me dejes usar tantas pausas para respirar cuando me apetezca. O cuando lo necesite. O las dos. Para avanzar lento. Muy lento. He ahí el gran secreto para lograr todas las metas propuestas y por proponer. Poniendo todos los asteriscos y anotaciones a pie de página que sucedan, para no olvidar detalle. Inevitable es que yo me pregunte por qué los ingenieros se dedican a escribir versos para enamorar.

No hay comentarios: